“HUIN CACTUS” Coleccionismo y venta comercial.

. sábado, 3 de enero de 2009
  • Agregar a Technorati
  • Agregar a Del.icio.us
  • Agregar a DiggIt!
  • Agregar a Yahoo!
  • Agregar a Google
  • Agregar a Meneame
  • Agregar a Furl
  • Agregar a Reddit
  • Agregar a Magnolia
  • Agregar a Blinklist
  • Agregar a Blogmarks

Revista ContextoEdicion N° 320 -- Jueves, 15 de Noviembre de 2007

Manuel Bibiloni comenzó desde chico a coleccionar cactus, y desde 1999 se dedica a producirlos y comercializarlos a escala a través de viveros y florerías. Su empresa, denominada Huin Cactus, posee una variedad importante de cactus originarios de la Argentina, México, Perú, Bolivia y Brasil, además de crasas (comúnmente llamadas carnosas), que son oriundas de Africa y de América. Además de proveer a otros negocios, Bibiloni también vende directamente al público en general, y diseña jardines secos utilizando este tipo de plantas, que "hoy están muy de moda tanto en casas, departamentos, como en negocios, especialmente oficinas, bares y restaurantes". "En los jardines secos utilizo además de cactus y crasas, diferentes piedras que combinan y realzan los colores de las plantas, que son realmente muy atractivas, y tienen el plus de que en la primavera, ofrecen flores muy llamativas", acotó. Según Bibiloni, "por lo general, la gente adquiere una o dos plantas, pero después no puede parar de seguir comprando. La mayoría las colecciona, y siempre anda en la caza de especies que no tenga". "Los cactus les gustan mucho a los jóvenes", mencionó, "quienes muchas veces tienen sus macetitas en las ventanas o balcones. Es que tienen la ventaja de que podés dejarlas sin regar hasta cinco semanas, y si bien se pueden deshidratar un poco, al darles agua de nuevo vuelven en pocos días a su estado normal, lo que no pasa con otras plantas, que mueren." Contó que "permanentemente voy agregando variedades nuevas, porque los coleccionistas siempre quieren más, cosas distintas y exóticas, que por lo general son de otros países". Huin Cactus significa "el hogar de los cactus" en mapuche. Manuel comenzó a coleccionar cactus siendo un niño, y hoy es productor mayorista en Tucumán. "Una vez, cuando tenía 10 años, mi papá tiró una tuna. Yo agarré esa paleta y la planté. Con el paso del tiempo empezó a brotar y se hizo una planta grande. Desde entonces, me encantan los cactus", puntualizó. "En ese momento vivíamos en El Bolsón. Allí un botánico amigo de mis padres me regaló un cactus globular (redondo) y éste floreció, y una señora alemana me regaló otra especie. Así empecé a interesarme más por las plantas de esta especie. En Buenos Aires veía los cactus en los viveros como ahora los tengo yo, en bandejitas, y me llamaban mucho la atención. Así comencé mi colección", subrayó el empresario. "Luego de un tiempo, cuando tenía bastantes, y mis padres tenían un vivero, ponía algunos a la venta", añadió Bibiloni. "Ya en Tucumán, cuando terminé la secundaria, la colección era tan grande que no sabía qué hacer. Cada vez tenía más cantidad de cactus porque compraba, me regalaban y reproducía. Siguiendo el consejo de mis amigos, empecé a vender." Indicó que en este momento Huin Cactus tiene aproximadamente unas 200 especies diferentes de cactus, que se pueden conocer en Tercera Diagonal 500 y Boulevard 9 de Julio, Yerba Buena (Argentina). "Para la venta contamos con macetitas desde seis hasta 15 centímetros de diámetro. Estas últimas tienen por lo menos una edad de seis años", concluyó. Más información en huincactus@hotmail.com

Para tomar consciencia...